Amazonía Peruana. Ciudad de Iquitos.

“Iquitos”

Llegué a Iquitos desde Yurimaguas, en barco de mercancías, tres días de navegación por varios ríos hasta desembocar en el río Amazonas a pocas horas de llegar a Iquitos.
Conocida como Ciudad de Iquitos y capital de la Amazonía Peruana, Iquitos es la puerta a la amazonía, un mundo de etnias, y de pura selva, una ciudad enclavada en un verde sin fin, inundada por el abundante Río Amazonas.
Una parte de Iquitos recuerda a una ciudad Europea en decadencia, casas palacio con azulejos portugueses, barcos de vapor construidos en Alemania e Inglaterra, todo origen de la época floreciente del caucho 1880-1910, más bien conocida como Fiebre del caucho, una época que duró poco y que se fue tal y como llegó, muy rápido sin dejar que la ciudad prosperara, las semillas del caucho fueron llevadas ilegalmente por el Amazonas hasta Manaos, Brasil, y de ahí a Europa, desde Europa llegaron a Asia y dejó de cultivarse y extraerse en la región amazónica, quedó como legado romántico la época de las exploraciones, los barcos de vapor por el Amazonas, ese intento de Europeizar la selva, como bien se representa en la película Fitzcarraldo, incluso el intento de traer la ópera italiana a Iquitos.
Iquitos es selva y Amazonas, es el mercado de Belén y el puerto de Nanay, el malecón, mototaxis, artesanías, y los icaros de la cultura Shipibo representados en mantas y cerámicas, cantos de los chamanes en el ritual de la ayahuasca. Abril 2016.
Anuncios

2 comentarios sobre “Amazonía Peruana. Ciudad de Iquitos.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: