Ciudad de Petra y el imponente desierto de Wadi Rum. Sur de Jordania.

“Camino al desierto”

Desde la capital Ammán, por la carretera que pasa por Madaba y Al Karak, llegué a Wadi Musa, la ciudad moderna de Petra, para pasar la noche y cumplir al día siguiente un sueño, conocer la ciudad antigua de Petra, una de las siete maravillas del mundo moderno.
Tantas veces leí y vi en documentales, incluso en películas, ese desfiladero angosto que conduce a la fachada del conocido Tesoro (Khazneh), pasé la noche emocionado sabiendo que a la mañana siguiente mis pies pisarían el desfiladero y me conducirían a esa ciudad de los nabateos perdida durante siglos.
Caminaba por el desfiladero, por esas paredes de arenisca, con colores ocres y rosados, y en las últimas curvas empecé a ver por la grieta la fachada del Tesoro y el comienzo de la ciudad, al salir del desfiladero se abre un valle inmenso y puedes ver todas las construcciones de la ciudad, una ciudad escavada en la piedra, en la montaña, una auténtica maravilla del mundo, caminarla, no perderse ningún rincón e imaginar esa época floreciente de la ciudad, donde las caravanas de comerciantes nabateos llegaban de Roma, Egipto, Siria y de países mediterráneos, compartiendo arte y cultura, lenguaje, todo eso se puede ver en Petra.
Actualmente son beduinos los que puedes encontrar por la ciudad, niños vendiendo piedras por un dólar, otros en dromedarios ofreciendo un paseo o tomar un té viendo la fachada del Monasterio (Deir).
Al atardecer tenía que marchar, salir de la ciudad, miré hacia atrás gravando para siempre en la retina esa imagen, La Ciudad de Petra.
Al día siguiente partí dirección Aqaba, con la imagen aun de Petra y el pensamiento de la capacidad humana de hacer algo maravilloso, llegué al desierto de Wadi Rum, entonces te das cuenta que la naturaleza lo supera todo, la inmensidad de un desierto donde se pierden las referencias de distancias y tamaños, los colores de la arena y el atardecer, y a lo lejos los beduinos en sus dromedarios perdiéndose en el horizonte.
Pasé la noche en un campamento beduino, compartí el cordero asado, y los cantos y bailes del desierto. Una noche en Wadi Rum. Enero 2010.
Anuncios

Un comentario sobre “Ciudad de Petra y el imponente desierto de Wadi Rum. Sur de Jordania.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: